Reglas y estrategias

Las Reglas del Blackjack

Las Reglas del Blackjack

Una partida de Blackjack se juega entre la banca y los otros jugadores. Para cada jugador, el objetivo es conseguir un total de puntos superior al del crupier sin superar nunca los 21 puntos. A partir de que el jugador supere el 21, pierde su apuesta inicial. A diferencia de la mayoría de los otros juegos de casino, el blackjack brinda al jugador la posibilidad de influir sobre el curso de la partida. De hecho, el jugador puede utilizar algunas opciones pero también, variar su juego así como sus apuestas.

Valor de las cartas en el Blackjack

Valor de las cartas :

El valor de una carta varía entre 2 y 10, está indicado en la carta. Una figura vale 10 puntos.

El As vale 1 ú 11, según el valor que le dé el jugador.

La mejor mano posible es el As más una figura o un 10 que os dé un Blackjack en 2 cartas para un total de 21 puntos.

En caso del Blackjack, usted gana directamente una vez y media su apuesta.

Las apuestas en el Blackjack

Desarrollo de una partida :

Antes de cada mano, los jugadores colocan sus apuestas.

El crupier reparte una carta boca arriba a cada jugador y una carta boca abajo para él mismo. Luego reparte una segunda carta visible a todos y cada uno de los jugadores.

Posteriormente, pregunta a cada uno de los jugadores de la mesa comenzando por el de su izquierda. Cada jugador le indica si desea más cartas. Puede pedir tantas cartas como desee.

Una vez que todos los jugadores están servidos, el crupier se sirve a él mismo, tira cartas de forma que sumen menos de 17. Si el crupier realiza un total de puntos superior a 21, todos los jugadores restantes ganan. Si hace entre 17 y 21, todos los jugadores que tienen un total superior al del crupier, ganan.

Si un jugador está en igualdad con el crupier, recupera su apuesta.

Si no está seguro de dominar todas las reglas, puede practicar dinero gratuito en el Rome Casino.

Después de repartir las primeras cartas, se ofrecen diferentes posibilidades a los jugadores :

El seguro

Si la primera carta del crupier es un As, un jugador tiene la posibilidad de asegurarse contra el Blackjack del crupier, pagando la mitad de su apuesta inicial. Si el crupier hace Blackjack, el jugador pierde su apuesta pero al haber pagado el seguro, luego el beneficio ha sido de 0. Si el crupier no hace Blackjack se pueden dar dos situaciones : en primer lugar, el jugador gana. Pierde su seguro pero gana el equivalente de su apuesta inicial, o sea, un beneficio neto de 1/2 de su apuesta incial. En segundo lugar, si el jugador pierde. Pierde el seguro al igual que su apuesta, o sea, una pérdida de 1,5 veces la apuesta inicial.

El split

Cuando un jugador obtiene dos cartas del mismo valor, puede separar estas dos cartas para jugar dos manos. Para ello, debe volver a añadir un apuesta inicial. Una vez separadas las manos, el jugador juega cada mano de manera individual. Si gana las dos manos, entonces ganará 2 veces su apuesta inicial. Si el jugador pierde una mano, no gana pero tampoco pierde nada. Por último, si pierde las dos manos, perderá el doble de una sola vez.

Una regla especial relativa al split de dos ases : al separar dos ases, el jugador sólo puede recibir una carta por cada mesa.

Doblar

Después de recibir dos cartas, el jugador puede optar por doblar su apuesta con la condición de recibir solamente una carta posteriormente.

¿Le ha gustado el artículo?
¡Compártalo!