Reglas y estrategias

El jugador de las Máquinas tragaperras

El jugador de las Máquinas tragaperras

Surgieron por primera vez en 1889, han aparecido en dibujos animados y en la televisión. Las máquinas tragaperras son el testimonio de una evolución a través del tiempo. Personajes de ficción como Lucky Luke son grandes adeptos de este juego, actores como Louis de Funès también han sido objeto en las respectivas películas de los « bandidos mecánicos ». Por otro lado, en las salas de casino de hoy en día, cada uno trata de adoptar a su manera, un comportamiento que le conducirá al bote tan esperado: paciencia, análisis o por el contrario, exceso y entretenimiento, ¡las máquinas tragaperras se ven de todos los colores!

El jugador nocturno

La mayoría de los jugadores de máquinas tragaperras son hombres, y entre ellos, los hay que solamente juegan de noche. El jugador nocturno es una persona que necesita este lado místico, mágico. Cree que las probabilidades de ganar son mayores una vez que el sol se esconde. Cree en su buena estrella, y se imagina que despertará al día siguiente con un montón de dinero en sus bolsillos. Es un utópico, un eterno soñador.

El jugador frenético

El jugador frenético puede pasar un día entero sin quitar sus ojos de la pantalla. Empieza lentamente para terminar de forma exitosa. Apuesta frenéticamente hasta que ya no puede más. Es un jugador que sufre de adicción, y gastará todo su dinero hasta que los rodillos del premio gordo se muestren en la pantalla. Compulsivo, sin límites, este jugador no parará hasta que su cartera esté vacía.

El jugador visionario

El jugador visionario es el que entra en una sala de casino por instinto, o solo porque tiene ganas de probar una máquina al azar. Lejos de ser derrochador, el jugador visionario sigue su intuición. Siente que hoy puede ser un gran día y apuesta tranquilamente siguiento sus emociones. Incluso puede que sus previsiones sean ciertas y se lleve el premio gordo.

El jugador metódico

Perfecto contable, el jugador metódico elegirá escrupulosamente su máquina tragaperras. Analizará la ubicación de la misma y deducirá su porcentaje de remuneración. Preguntará a otros jugadores sin son habituales en la sala y comenzará a recopilar información importante. Entonces, se establecerá y comenzará a apostar teniendo en cuenta su presupuesto. Todos sus movimientos son calcularos, previstos con antelación.

El jugador « gemelos »

El jugador « gemelos », aunque suene de forma tosca, es un jugador con los ojos de lince que cree que puede reconocer el momento en el que debe tirar de la palanca. Piensa que puede alinear los símbolos solamente con su visión poco convencional. Sin embargo, esto rara vez es posible, y el jugador « gemelos » puede parecer estúpido, pues este proceso ya hace mucho tiempo que está obsoleto.

¿Le ha gustado el artículo? ¡Compártalo!