Reglas y estrategias

El jugador de Blackjack

El jugador de Blackjack

El Blackjack atrae una determinada categoría de jugadores, los que frecuentan regularmente las salas de casino. También hay jugadores que nunca se cansarán de una buena partida de Dados, y otros que sacarán su cartera para probar una última vez en las máquinas tragaperras. Digamos que hay una gran variedad de estilos, actitudes y jugadores que se divierten en los establecimientos físicos de hoy en día. ¿Pero qué pasa con el Blackjack, este juego de cartas que siempre ha sido llevado al cine y a la televisión. La respuesta en este artículo?

El jugador « Salón de la Fama »

Algunos jugadores profesionales han marcado para siempre la historia del Blackjack. No se trata de estrellas de cine ni de cantantes famosos : el Blackjack, juego de cartas por excelencia, también tiene su « Salón de la Fama », su panteón de los mejores jugadores. Los jugadores coronados todos los años, son adeptos que destacan en el Blackjack, pero que también contribuyen culturalmente. La primera categoría de jugador que a menudo nos encontramos, son los jugadores simplemente interesados por la historia y la cultura del Blackjack en general, por ello se les llama jugadores « Salón de la Fama ».

El jugador estadista

Un poco como el « Padre del Blackjack », Edward O. Thorp, el jugador estadista es una figura recurrente en las grandes citas. Este último tiene una mente privilegiada para las matemáticas, y es un experto en el conteo de cartas. Tiene una excelente memoria y le gusta las cifras en todos los aspectos. El jugador es muy bueno para calcular las probabilidades, pero también es capaz de inventar sus propios sistemas de juego y aplicarlos en el mismo. Luego, hay que desconfiar de esta categoría de jugadores.

El jugador audaz

Los jugadores atrevidos son, generalmente, los más temidos. Juegan con dinamismo y determinación y nunca parecen frágiles. No tienen miedo de realizar grandes apuestas y les encanta provocar a sus adversarios. Son sin duda, jugadores que disfrutan con pasión del Blackjack. Sin embargo, son conscientes de los riesgos que a veces pueden hacerles perder el juego.

El jugador observador

Con una técnica poco convencional, el jugador observador se contenta con mirar la mesa sin apostar y calcular las probabilidades. Una vez que estas últimas son favorables, el jugador obsevador toma la iniciativa de participar en la partida y, finalmente realizar sus apuestas. Sin embargo, cada vez menos nos encontramos con este tipo de jugadores, desde que los casinos físicos han introducido normas para eliminar esta técnica que prohibe a los jugadores « espectadores », considerados irrespetuosos y sucios en el juego.

¿Le ha gustado el artículo?
¡Compártalo!