Reglas y estrategias

El jugador de Baccarat

El jugador de Baccarat

El Baccarat es muy popular entre los jugadores de casino, e incluso aparece como un entretenimiento estrella históricamente. Mientras que algunos jugadores prefieren permanecer sentados delante de las pantallas de las máquinas tragaperras u otros disfrutan tomando un vaso de alcohol cerca de las mesas de Blackjack, el jugador del Baccarat también tiene sus pequeños rituales y hábitos. Muy sorprendentemente, encontramos varios perfiles de jugadores, todos con un comportamiento y un estilo propios. Le detallaremos estos perfiles en el presente artículo.

El jugador sereno

Algunos personajes de ficción de la literatura popular como James Bond adoran el Baccarat. Estos personajes suelen ser héroes de sangre fría, personas educadas y respetables. El jugador sereno solamente responde a los mismo criterios. Es un habitual del Baccarat, alguien que tiene la capacidad de estar tranquilo a pesar de las circunstancias. El jugador sereno también sería un excelente farolero en el Póquer, ya que, es naturalemente impasible y es difícil leer sus emociones. El jugador sereno generalmente hace una buena lectura del juego de sus adversarios, y siempre posee una ventaja psicológica sobre los demás.

El jugador matemático

El jugador « matemático » no es un profesional de las matemáticas y no hace de esta disciplica su oficio. Por contra, posee una lógica sorprendente y está dotado de una excelente memoria. Conoce las estadísticas y la relación matemática para ganar de memoria ; lo esencial de su estrategia es contar las cartas que salen y memorizarlas. Por tanto, el jugador matemático es un « cerebro » que, por otro lado, es difícil de desconcentrar.

El jugador gestor

El jugador gestor es un apostante al estilo defensivo que posee una excelente gestión de sus fondos a largo plazo. Es un jugador paciente y trabajador que gana pequeñas cantidades regulares. Perfecto contable, no se puede permitir correr riesgos, porque teme demasiado perder las ganancias que acumula poco a poco. Si se le compara con personajes de La Fontaine, el jugador gestor sería sin duda la hormiga, ya que es ahorrador y prudente.

El jugador vanidoso

Pretencioso, arrogante y desconcertante, el vanidoso no tiene miedo a nada. Apuesta todo confiando necesariamente en el azar. Sin embargo, no es un jugador experimentado y tiene miedo, ya que juega un papel ; y en los juegos de azar, los pretenciosos siempre son los que más temen, puesto que tienen una buena razón para ello. Si el jugador vanidoso es un actor perfecto, también es capaz de ganar mucho dinero en pequeños golpes porque sabe aprovechar las buenas oportunidades. Es un jugador temido y adulado porque le encanta divertir a la galería.

¿Le ha gustado el artículo? ¡Compártalo!
Más...Menos

¿Sigues trabajando qué perfil le queda mejor?

¿Mientras estás decidiendo, por qué no lees otros artículos abajo?