Reglas y estrategias

Estrategias para el Bingo

Estrategias para el Bingo

El título puede parecer más un contrasentido que otra cosa y sí, es bastante raro poner las palabras Bingo y Estrategia juntas en la misma frase. Sin embargo, aunque el bingo es un juego de puro azar, existen algunas claves ingeniosas y orientadas a la estrategia que pueden ayudar mucho a maximizar nuestras oportunidades de ganar al bingo.

Las Teorías Principales

Ha existido en la historia del juego, muchas personas que han intentado desarrollar ciertas estrategias para ganar al bingo. La mayoría se demostraron inútiles, principalmente debido a que al final se trata de un puro juego de azar. Frente a las que se hicieron más conocidas o extendidas, están las que no venden la idea de ganar al 100%, sino que ayudan a ‘maximizar sus oportunidades’ de ganar.

El primero de los dos más populares fue desarrollado por el matemático británico Leonard Tippet y se aplicó al bingo de 75 bolas. Consistía en un método de elección de las tarjetas que dependía de la longitud del juego. Un juego “corto” era aquel en el que se completan patrones simples como líneas, y un juego “largo” era aquel en el que entraban en juego patrones más complejos, como formas o letras.

El segundo fue presentado por el analista financiero americano Joseph Granville. EL sugería que para tener las mayores oportunidades de ganar en el bingo había que elegir tarjetas con números cuyos segundos dígitos sean distintos en lugar de números con el mismo segundo dígito, por ejemplo 14, 24 y 34 tienen el 4 como segundo dígito y por tanto debían evitarse si aparecían en la misma tarjeta de bingo.

Estrategia Básica

Tras examinar las principales teorías, existen algunas mejoras pequeñas que se pueden aplicar al juego para maximizar las oportunidades de ganar. Las siguientes se aplican al bingo online o al bingo jugado en una sala de bingo indistintamente.

Una recomendación que parece ser bastante popular consiste en jugar múltiples tarjetas de bingo al mismo tiempo y cada una con una serie de números tan diferentes como sea posible. La idea es tener los números lo más repartidos posible, de manera que haya más posibilidades de tenerlos cuando salgan. Esto asegura que pueda sacar muchos números temprano en el juego para tratar de conseguir hacer 1 o 2 líneas.

Otro buen consejo consiste en minimizar la competencia tanto como sea posible cuando juguemos. Como el bingo es un juego multijugador, habrá algunas veces en las que no habrá tanta gente jugando como en las horas punta. Tiene más sentido jugar en horas en las que existan eventos no muy populares en el casino o durante las horas de bajo tráfico en la red.

¿Le ha gustado el artículo? ¡Compártalo!
Más...Menos

Ahora ya tiene usted un cierto conocimiento de lo que sucede tras las estrategias del bingo, así que por qué no tomarse algún tiempo para leer otro excitante artículo de la lista a continuación.