Reglas y estrategias

Estrategia del Póquer Caribbean Stud

Estrategia del Póquer Caribbean Stud

Al contrario que muchas otras variantes del póquer, el Caribbean Stud es un juego que no tiene demasiados detalles, por lo cual su aprendizaje es más rápido y fácil. Así, el jugador no se enfrenta a nadie más que al crupier, lo que le permite ahorrar esfuerzos. En el Caribbean Stud, la noción de farol es igualmente inexistente. Las decisiones del jugador son imitadas, lo que anima a ir a lo esencial.

Pero sin embargo, como un buen número de otros juegos de casino, existe en el Póquer Caribbean Stud una dificultad casi insuperable: se trata de la ventaja de la casa. El casino es un adversario que no hay que tomarse a la ligera. Su representante, el crupier, sabe perfectamente cómo reaccionar ante sus apuestas y además juega con una ventaja que crea un desequilibrio entre sus posibilidades de ganar y las suyas. Si quiere tener alguna oportunidad de llegar a buen puerto, tendrá que tratar de reducir la ventaja de la casa tanto como pueda. Encontrará algunos consejos estratégicos a continuación.

As-Rey como motivador de su juego

Una primera estrategia que usted puede adoptar es adaptar su juego en función de la combinación As-rey. Esta mano alta puede ser especialmente eficaz y para superarla le hará falta al menos una pareja. Además si quiere ganar una cantidad buena al póquer Caribbean Stud, no debe lanzarse a no ser que esté seguro de ganar a una mano calificativa. ¿Y qué es una mano calificativa? Pues es una mano que puede batir al As-Rey, por lo tanto una pareja. Cierto que este método tiene sus límites: tendrá por ejemplo que desperdiciar numerosas manos o que renunciar a cada momento. Lo importante es ser paciente. Dígase a sí mismo que a la larga sus posibilidades serán mejores si acepta no jugar manos inferiores o iguales a As-Rey.

¿Qué hacer cuando se tiene una mano As-rey?

Excepto que el problema del As-Rey puede todavía hacer de las suyas, especialmente cuando usted recibe en su turno estas dos cartas. Cuando esto suceda, ¿Qué hay que hacer? Sepa que en posesión de esa mano, sus posibilidades de ganar al crupier aumentan ligeramente. Incluso si éste último tuviese también un As-Rey, la cosa terminaría en empate, y no perdería ni ganaría nada. Si la primera carta retornada al crupier no es un As ni un Rey, considere que ya tiene la mitad del trayecto hecha. Sus posibilidades de ganar aumentan aún más. O sea, que si usted tiene esa mano alta, juéguela. Si su mano es más débil que el As-Rey, ya sabe qué debe hacer. Debe plantarse ahí mismo.

Asuma que las parejas son su objetivo en juego

En el póquer Caribbean Stud, usted tendrá que asumir que su objetivo son las parejas. Mejor que As-Rey, mejoran enormemente sus posibilidades de ganar, así que juegue sus bazas a tope con ellas. Estadísticamente, en posesión de una pareja (incluso débil), el jugador se llevará la mano una vez de cada dos. Es también evidente que las parejas fuertes serán más eficaces. Con parejas débiles, usted podrá al menos intentar jugar de manera apretada y si le parece que el crupier quiere tenderle una trampa, plántese.

El jackpot progresivo en el Caribbean Stud

Si usted pone una mano específica al comienzo de su mano en el Caribbean Stud, puede llevarse un jackpot progresivo. Ahora bien, debe ser consciente de que el casino juega con una gran ventaja en este tipo de apuestas (cerca del 25%) A menos que crea de verdad en sus posibilidades de tocar el jackpot progresivo del póquer Caribbean Stud, le aconsejamos que no preste atención a esta apuesta anexa con la que se arriesga a perder mucho dinero a largo plazo.

¿Le ha gustado el artículo? ¡Compártalo!
Más...Menos

Mientras prueba estas estupendas estrategias, ¿por qué no lee otro interesante artículo sobre el Caribbean stud poker de la lista que sigue?