Reglas y estrategias

¿Debemos tomar el seguro en el blackjack?

¿Debemos tomar el seguro en el blackjack?

En nuestro artículo anterior, le explicamos cuáles eran las posibles acciones en el blackjack. Entre ellas estaba la posibilidad de tomar un “seguro”. En ese artículo le detallamos este punto proporcionándole un cierto número de elementos de respuesta.

Presentación

El término “seguro” designa en el blackjack una opción de pago que permite al jugador inmunizarse contra una victoria del Crupier y más específicamente contra una mano As-Sota, la cual constituye la mano más fuerte en este juego. Esta opción es pagadora en el sentido de que el jugador debe poner sobre la mesa la mitad de su apuesta inicial con el fin de compatibilizar el “seguro”.

Funcionamiento

  • El jugador no debe usar el seguro en cualquier momento. Así, debe utilizar esta opción únicamente cuando esté en peligro, por ejemplo, cuando el crupier saque una sota o un as.
  • Para mostrar que está tomando el seguro, el jugador debe pagar la mitad de su apuesta inicial. El seguro representa pues, un costo nada despreciable.
  • Cuando el crupier consigue un blackjack, el jugador pierde toda su apuesta, pero el seguro le es reembolsado. Al final el jugador no gana nada pero tampoco pierde nada.
  • Cuando el crupier no consigue hacer blackjack, en caso de victoria del jugador, este último pierde el seguro, pero se embolsa el total de su apuesta inicial.
  • Cuando el crupier no consigue hacer blackjack, en caso de derrota del jugador, este último pierde el seguro y su apuesta. Esta es la peor situación, puesto que pierde todo lo invertido sobre la mesa.

Explicaciones complementarias

  • El seguro es una protección contra un blackjack adverso. Pero sepa que el crupier, incluso si tiene un As o una Sota, no tiene más que una oportunidad sobre diez de sacar la carta complementaria.
  • Es importante considerar el valor de las cartas en el blackjack. En realidad, dieciséis cartas tienen un valor de 10 (el propio 10, la Sota, la Reina, el Rey, todas representadas por los cuatro palos distintos). Las treinta y seis cartas restantes tienen un valor distinto de 10. Las oportunidades de sacar un 10 son por tanto de un 30,77%. EL jugador no ganará mucho si opta por una “Ventaja” (la ganancia aplicada sería de 2 a 1). El casino tiene una gran ventaja.

Ejemplo concreto

Mirando las estadísticas, el jugador tiene un 30,77% de posibilidades de ganar su apuesta con seguro, lo cual nos deja un 69,23% de posibilidades de que su apuesta pierda. Sobre 100 intentos, el jugador se arriesga a perder más a menudo que a ganar a largo plazo. Digamos que el total de la apuesta asegurada es de 5€

OperaciónGanancias Netas
Cálculo de ganancias30,77 x (5€ x 2)+307,70€
Cálculo de pérdidas69,23 x (5€)-346,15€
Cálculo de beneficios netos(-356,15€)-(307,70€)-38,45€

Conclusión

Cuando decida tomar el seguro, debe reflexionar mucho su decisión. Puede que su intuición le guíe hacia esta elección, pero si la ocasión llega, asegúrese de que tiene los medios necesarios para efectuar esta apuesta que es un arma de doble filo. Pese a las apariencias, el seguro es una apuesta muy arriesgada. Nuestros ejemplos demuestran que apostar por el seguro es arriesgarse a perder dinero a largo plazo.

¿Le ha gustado el artículo? ¡Compártalo!
Más...Menos

Mientras estás reflexionando sobre la cuestión de si se debe contratar un seguro en el blackjack, también puedes echar un vistazo a algunos de nuestros otros artículos informativos a continuación: